miércoles, 13 de abril de 2016

Magos de la naturaleza

El mimetismo y el camuflaje son mecanismos utilizados por algunos animales para protegerse de los depredadores, mientras que para otros son las herramientas para lograr capturar a sus presas sin mucho esfuerzo. El disfraz, la confusión, el engaño, la imitación, son algunas de las manifestaciones de estos mecanismos de defensa que utilizan los animales para la supervivencia y que trataremos de ver aqui.


  EL PEZ SAPO

El aspecto inusual del pez sapo está diseñado para ocultarlo de los depredadores, y a veces para imitar una comida potencial de su presa. En etología, el estudio del comportamiento animal, esto se conoce como el mimetismo agresivo. Sus inusuales formas, color y texturas de la piel disfrazan al pez sapo. Algunas se parecen a piedras o corales, mientras que otros imitan a esponjas ascidias con manchas oscuras en lugar de agujeros. 

SERPIENTE STEPHEN´S BANDED Dependiendo del tamaño de la foto, y del dispositivo que se esté utilizando, la dificultad para encontrarla se incrementa, se trata de un ejemplar grisáceo de Stephen's Banded y de no percatarse de su presencia puede suponer un problema, pues su picadura resulta mortal si no se trata convenientemente.

El hábitat de estas serpientes es la costa este de Australia, en los estados de Queensland y Nueva Galés del Sur, y normalmente vive en bosques húmedos o matorrales donde pasa la mayor parte del tiempo trepando por los árboles.
OLILLA UROPYIA METICULODIN
La polilla Uropyia meticulodin vive en zonas de Taiwan y China y es uno de los casos de mimetismo más extraordinarios de la naturaleza. Mide algo más de un centímetro y sus alas imitan la forma de una hoja seca con un nivel de parecido increíble. Incluso la forma en que incide la luz y las venas de la superficie son calcadas a los de una hoja.

GEKO COLA DE HOJA l Gecko cola de hoja es endémico de Madagascar, lo que significa que no se encuentra en otra parte.

Es un maestro del disfraz, con un cuerpo que imita estupendamente una hoja muerta. Su cuerpo retorcido, la piel veteada y la cola que parece que ha sido mordisqueada por los insectos o está putrefacta, ayudan a que este reptil pueda camuflarse en el follaje de su hábitat. 

 
RUGA HEMEROPLANES TRIPTOLEMUS La oruga Hemeroplanes triptolemus se hace pasar por una serpiente en la fase de larva.

Estos animales viven en el centro y sur del continente americano. Su aspecto habitual, cuando están tranquilos, es de lo más vulgar. No miden más de 85 milímetros de longitud y son de color verde y marrón apagados. De esta guisa pasan los días comiendo hojas de las plantas del género Fischeria, sus favoritas.
La transformación sucede cuando se sienten en peligro. Entonces hinchan el final de su cuerpo y en un santiamén adquieren el asombroso aspecto de ofidio (serpiente). Para ganar realismo balancean la falsa cabeza de serpiente con actitud amenazante. Este método de defensa, en el que animales inofensivos imitan a otros peligrosos, se llama mimetismo batesiano.

Otros maestros del camuflaje




0 comentarios:

Publicar un comentario